Contacto Via Mail.

Translate

martes, 25 de octubre de 2016

NO A LA REPITENCIA

       




 La inclusión temprana del niño/a en los procesos educativos de calidad mejora los trayectos educativos posteriores y evita el fracaso escolar.
·         La educación secundaria se ha constituido en la educación básica para la integración social de las nuevas generaciones.

Gabriel Kessler ( 2004), sobre trayectorias vitales de jóvenes que cometieron delitos, distingue, en referencia a la relación de los alumnos con los profesores, cuatro tipos de vínculos:  Alumnos desenganchados
1) Indiferencia     2) Disposicion Estratégica
3)Tensión             4) Humillación

Docentes desenganchados son los que abandonan el salón en medio de la clase,  hablan por celular en clase, repiten los mismos contenidos y actividades.
Los alumnos también ven que hay docentes desenganchados  y de esa manera si, pierden la autoridad, con razón con acciones como pintarse las uñas, mirarse en el espejo pintarse los labios y por supuesto aun peor no  poner orden en el aula y dejar que pase la hora sin trabajar También  escribir solamente en el pizarrón  sin dar una minima explicación del tema nuevo que se quiere transmitir. También pedir trabajos que nunca se piden para su corrección o clases preparadas  que nunca se llegan a exponer… y cuantas otras acciones mas  donde los alumnos ven al docente como desubicado. Wessler diría  desenganchados.
cuando hablamos de educación para la inclusión hablamos  de una escuela abierta a todos.
Esto, es fácil decirlo, si tenemos en cuenta que la institución educativa es solo un edificio al que entran los alumnos y se los matricula a todos sin  distinción de ningún tipo como debe ser.
.
El tema es mucho más complejo y entran en juego las políticas educativas del momento.

Cuando comenzamos  a investigar sobre la exclusión escolar, pensábamos  que la responsabilidad mayor recaía sobre el docente a cargo del grupo, pero luego pudimos observar que esto no era así, aunque el docente sea una pieza fundamental, ya que es el que evalúa al alumno, lo guía para que logre sus aprendizajes, no es suficiente. Toda la comunidad educativa es responsable.

Lo que si podemos seguir afirmando es que aun el equipo de Orientación escolar (EOE) es el único recurso técnico para trabajar con un proyecto institucional donde pasa a cumplir un rol más activo y presente con el alumno con dificultades en la convivencia escolar.
No es suficiente realizar entrevistas, orientaciones, acompañamientos eventuales y trámites, para contribuir a la integración.

La escena escolar se torna caótica y desesperanzada para el docente porque él pone en juego sus herramientas pedagógicas sin llegar a buenos resultados. Aquí comienza un camino donde el docente busca soluciones, pide ayuda y encuentra una institución sin respuestas. Escribe observaciones sobre el alumno en clase y en distintos momentos de la jornada escolar, eleva informes al EOE, a la dirección de la escuela.
En este escenario surge un agravante: la familia no acepta la realidad del niño y responsabiliza a la persona del docente a cargo -generalmente se pone en duda su formación- de los problemas que el niño trae a la institución.

Esta situación tiene varias aristas, por un lado, el lógico que el docente se vea desbordado por situaciones nuevas donde no funcionan las estrategias aprendidas en la academia; por otro lado, la familia desconoce que el docente debe buscar diariamente nuevas alternativas, por ensayo y error, sin recetas, y poner en juego herramientas pedagógicas grupales e individuales específicas y originales. 


No hay comentarios: